Un cuidado dental que es deficiente: opinión mayoritaria de los españoles

Un cuidado dental que es deficiente: opinión mayoritaria de los españoles

Suele decirse que los problemas sociales se resuelven de una manera mucho mejor si la sociedad está unida y todos o buena parte de sus componentes camina hacia la misma dirección. Es algo que, si lo pensamos, tiene toda la lógica del mundo. Desde luego, a nadie le sorprende que la canalización de esos problemas y su resolución sean mucho más potentes en un entorno que presente condiciones como la que os hemos comentado. Es de esa manera como podemos dar carpetazo a todos esos asuntos que suponen una lacra social para España y sus diferentes administraciones públicas y ciudadanos.

Uno de los asuntos en el que solemos estar más de acuerdo los españoles es la importancia que tiene el cuidado de nuestra salud y, más en concreto, el de nuestros dientes, que tradicionalmente han sido sinónimos de una buena fuente de problemas que afectan a todo tipo de españoles, con independencia de su sexo, su cultura o su nivel económico. Es un problema endémico que necesita una solución urgente y que realmente podemos resolver teniendo en cuenta los miles y miles de profesionales que tienen que ver con el sector y que se encuentran en el interior de nuestras fronteras.

Aunque los españoles estamos de acuerdo en que tenemos que mejorar en lo que respecta a salud dental, os vamos a dejar dos datos que nos preocupan al respecto de un asunto como este:

  • El primero nos lo proporciona la página web del diario La Vanguardia y viene a decir que el 95% de los adultos españoles tiene caries. La información la había conseguido a través del Consejo de Dentistas, por lo que su fiabilidad es bastante grande y ofrece un dato que es realmente preocupante para nuestra sociedad en su conjunto.
  • Hay un segundo dato que nos preocupa. Y es que el 85% de los españoles reconoce tener al menos un problema de índole bucodental en función de lo que nos cuentan desde el portal web Infosalus. Si hay tanta gente que incluso reconoce que no se cuida los dientes, queda más que claro que nos enfrentamos a un problema que, desde luego, nos va a jugar una mala pasada como no seamos capaces de ponerle coto a la mayor brevedad posible. A nadie le cabe ninguna duda al respecto.

La salud dental es uno de los grandes ‘debes’ de los españoles tradicionalmente. Aunque es verdad que empezamos a mentalizarnos de que es realmente importante cuidar de nuestros dientes y dotarles los lavados necesarios durante cada día, todavía los datos constituyen un verdadero argumento en nuestra contra en función de lo que venimos viendo. Los profesionales de la Clínica Dental Galván Lobo nos han trasladado su preocupación durante los últimos meses a este respecto, pero se muestran esperanzados porque parece que la sociedad parece empezar a adoptar una posición común en lo que respecta a la necesidad de acudir a un odontólogo y empezar a cambiar la salud de sus dientes. Y es que una sociedad unida en torno a un problema que es común es la mejor manera de finiquitarlo.

Confiamos en las generaciones venideras

La verdad es que, para cambiar todos los datos de los que hemos venido hablando en los párrafos anteriores es necesario depositar una buena parte de nuestra confianza en todas esas personas jóvenes que pueblan nuestras calles y ciudades. Al fin y al cabo, España es un país con una media de edad bastante alta y que cuenta con muchas personas mayores a las que es imposible hacer cambiar de actitudes. Pero a los jóvenes todavía podemos concienciarles y demostrarles las grandes ventajas que están asociadas a ese cuidado dental que tenemos que defender a capa y espada.

Por eso podemos decir que nos encontramos en manos de los jóvenes. España es, en la actualidad, el país del sur de Europa que cuenta con una salud bucodental de peor calidad. Es necesario revertir esta situación para intentar que la gente mire a nuestro país de otra manera. Y es que España, que cuenta con una Sanidad que es la envidia de muchas naciones de este mundo, no puede permitirse presentar datos como de los que hemos venido hablando ni mucho menos. Todos y todas somos plenamente conscientes de ello.

Ni que decir tiene que, aunque nos estemos centrando en los jóvenes en la recta final de este artículo, todas las personas podemos aportar nuestro granito de arena en asuntos de este tipo. Por eso os animamos a todos y todas a que no solo cuidéis de vuestros dientes, sino a que también trasladéis todo lo que hemos venido comentando a vuestros amigos, a vuestros familiares, a vuestros compañeros de trabajo y, en definitiva, a todas aquellas personas por las que manifestéis un gran aprecio. Esta será la mejor manera para que se extienda esa conciencia y para que demos la vuelta a la tortilla.

21 enero, 2020