Responsabilidad patrimonial de la Administración: un recurso cada vez más necesario

Responsabilidad patrimonial de la Administración: un recurso cada vez más necesario

Hay un elemento jurídico en España que se llama responsabilidad patrimonial de la Administración que es fundamental para proteger a los ciudadanos y las empresas. Y que, por cierto, afecta a muchas más personas de las que podíais llegar a imaginar. La verdad es que una nación que cuenta con un elemento jurídico como este puede considerarse como una nación del primer mundo. Y España, por suerte para todos y cada uno de nosotros, es uno de los países que puede ser considerados como del primer mundo siguiendo un criterio como el que os acabamos de comentar. No todo es malo en el interior de nuestras fronteras.

Es cierto que se han tenido que poner muchas horas encima de la mesa para conseguir un elemento como este. Eran muchas las personas que habían sufrido en alguna ocasión algún problema ocasionado de un modo directo por un perjuicio del que la Administración era la responsable sin que esta haya tenido que pagar por ello. No cabe la menor duda de que esa situación era bastante problemática e injusta y que hacía falta un elemento jurídico que regulara cuestiones como de las que estamos hablando.

En la actualidad, es una de las regulaciones jurídicas de las que más se echa mano en España, sobre todo por lo que tiene que ver con el estado de muchas de las carreteras de nuestro país. Cuando se produce un accidente de tráfico o algún problema en la carretera y el motivo es el estado del asfalto, es la Administración la que tiene que poner no solo la solución, sino la compensación al perjuicio que se ha ocasionado. Y ya sabéis que existe una cantidad muy grande de personas que tienen problemas como de los que hemos hablado.

Actualmente, existe una cantidad muy grande de denuncias a la Administración Pública por responsabilidad patrimonial. Se trata de una información que nos han transmitido en una charla reciente los profesionales de Bufete Albanés que, además, nos han indicado que lo que explica que eso sea así es que ha aumentado la conciencia entre las personas al respecto de un elemento jurídico como del que estamos hablando. Esa es sin duda una buena noticia y debemos hacer todo lo posible por que se extienda en el tiempo tanto como sea posible, cosa que estamos seguros de que va a suceder.

Sin duda, son muchas las cosas que debemos hacer para conseguir que la conciencia de la gente al respecto de un elemento como la responsabilidad patrimonial de la Administración crezca entre la población. Se trata de algo necesario para garantizar que la gente se sienta protegida y para que tengan un elemento que les pueda reparar ante cualquier perjuicio que tenga que ver con el estado de cualquier cuestión que sea competencia de una Administración que, recordemos, tiene defectos en muchos de sus campos. Saber que podemos denunciar esas faltas y defectos es idóneo para que la gente solicite su derecho a obtener un reparo.

Clave en la construcción de una sociedad mejor 

Vivimos en una sociedad en la que nos paramos de hablar de calidad de vida y de bienestar, pero nos damos cuenta casi a diario de que existen muchas cosas que nos alejan de esa calidad de vida y bienestar, cosas que dependen de la Administración y que pueden suponer problemas para nosotros. Teniendo un elemento como lo es la responsabilidad patrimonial es posible conseguir que la Administración no pierda de vista esa obligación que tiene con los ciudadanos y ciudadanas para proporcionarles la mejor de las soluciones a sus problemas o a sus posibles peligros.

Estamos convencidos de que la existencia de un elemento jurídico como del que hemos venido hablando tiene una importancia muy grande en la sociedad de hoy. Por eso, la mayoría de las sociedades en el mundo dispone de armas parecidas. Quien no la tenga, desde luego, tiene un grave problema que debería resolver a la máxima brevedad posible. Si no protegemos a las personas que componen la ciudadanía, ¿qué podemos esperar de una sociedad como la nuestra? Nada tendría sentido. Proteger a la gente que conforma la sociedad debe ser mucho más que una obligación.

No cabe la menor duda de que la justicia y la Ley son dos elementos sin los cuales nuestra sociedad no existiría y no sería como lo es hoy, sino mucho peor. Por eso, debemos valorar los avances que se van produciendo en estas materias, que no son pocos y que, desde luego, nos condicionan en nuestra vida diaria. Ojalá que esos avances se sigan produciendo y adaptándose a las necesidades de la actualidad. Eso nos permitirá seguir siendo una verdadera referencia a nivel legal en el mundo.

 

21 septiembre, 2022