Reacondicionar: economía circular

Reacondicionar: economía circular

Estamos tan acostumbrados a desechar las cosas a la primera de cambio que nos llama la atención muchísimo quien no lo hace y esto es una verdadera pena. A nivel económico, obviamente, allá cada cual con lo que decida hacer, aunque a veces alucino con lo fácil que algunos gastan su dinero, aunque lo tengan (e incluso los que no lo tienen), pero a nivel medioambiental esta aptitud que tenemos todos es desastrosa.

Pero el problema no es solo de la sociedad consumista que hemos creado pues también lo es de las grandes firmas que saben que sus productos acabarán obsoletos, o con fallos de sistema, en unos dos años y no hacen nada para remediarlo. ¿Os imagináis un móvil que pueda modificar su RAM como lo hacen ya los ordenadores, su capacidad o incluso su velocidad de procesador para adaptarse a los nuevos tiempos? Si eso existiera, con una inversión pequeña cada dos o tres años, podríamos aguantar con el mismo móvil durante muchísimo tiempo y eso no es interesante para ningún fabricante.

Yo misma aguanté 5 años con el mismo móvil, y aunque he de reconocer que a última hora me iba más lento que el caballo del malo, la realidad es que lo aguanté porque me daba servicio y porque veía ridículo tener que cambiarlo, por norma, cada uno o dos años como hacen muchos solo por estar a la última. Incluso una vez llegué a cargarme la pantalla y prefería gastarme 50 euros en arreglarla antes que comprar un móvil nuevo, algo que seguro otros usuarios habrán hecho a la primera de cambio. ¿Y sabéis cuánta gente me miraba mal por deir que mi móvil tenía ya 5 años? Muchísima.

Algunos de ellos, y lo sé a ciencia cierta, me miraban con pena pensando “Pobrecita, no se puede comprar un móvil nuevo”, otros pensaban “qué tacaña, si ese móvil ya está para el arrastre”, y los más jóvenes directamente pensaban que no tenía necesidad de un móvil mejor porque no le doy el uso que ellos le dan, y en cierta forma es cierto.

La realidad es que no me compré un móvil nuevo hasta que comprobé que el mío me estaba dando problemas porque no veo coherente tener que gastarte una barbaridad de dinero solo para tener la última tecnología y la más puntera. La realidad es que con lo que tenía me sobraba para mirar internet, recibir llamadas y hablar por WhatsApp, que es lo mismo que hago ahora pero con un poco más de ligereza. Supongo que quien juegue con el móvil o vea películas sí notará más diferencias que yo, aunque aun así creo que eso de gastarte casi 1000 euros, o más en un Smartphone como hacen algunos es una auténtica locura. De hecho, gastarme los 180 que costó el mío ya me dolió en el alma y alguna vez he pensado que de necesitar algo tanto potente como esos móviles que cuestan un pastizal lo que yo haría es mirar en productos rehabilitados, reutilizados o reacondicionados por varios motivos:

  • Ahorras dinero
  • Son tan funcionales y válidos como los nuevos
  • Se estropearán igual que los nuevos pasados unos años. Quedarán obsoletos.
  • Si utilizamos móviles reacondicionados movilizamos la economía circular evitando así tener que gastar de más en una economía consumista que lo único que hace es contaminar cada vez más con basura tecnológica y todo tipo de residuos.

Empresas Especializadas

Como muchos sabrán la economía circular se basa en reutilizar los materiales, productos, servicios o recursos  de algo que ya se ha utilizado, de forma que el dinero empleado en eso no termine cuando acabe su uso sino que sea reinvertido.

Es un poco complejo de entender, pero es más fácil verlo con un ejemplo:

Ana compra una mesa de comedor, lo usa durante dos años pero luego amplían la familia y esa mesa se les queda pequeña así que decide comprar una más grande. Como no quiere crear más basura de la necesaria ni gastar más dinero del inevitable compra una mesa de segunda mano y vende la suya a una pequeña tienda de muebles de segunda mano. Esa tienda restaura su mesa, invirtiendo un pequeño presupuesto, y la vende de nuevo a otra familia ganándole un porcentaje por haberla restaurado pero vendiéndola más económica de lo que estaría en una tienda de muebles nuevos.

Gracias a esa venta de segunda mano, compra de segunda mano, restauración y demás todos salen ganando. Ana porque al vender la mesa gana algo de dinero para comprar otra más grande, la empresa que restaura porque, por su trabajo, obtiene un beneficio, y el que compra la mesa pequeña de Ana porque se gasta menos de lo que se gastaría si fuera nueva. Pero lo mejor de todo esto es que la mesa de Ana no ha acabado en la basura. Eso es la economía circular, la reutilización de recursos, la sostenibilidad, evitar en la medida de lo posible generar cualquier tipo de basura.

Al final, esa empresa de compra-venta de segunda mano está haciendo una labor especializada que fomenta la economía circular y hoy en día cada vez hay más empresas similares en todos los sectores.

Rewaremobile, mayoristas de móviles reacondicionados, es la empresa líder en España en el sector de los Smartphones. Podríamos decir que son los líderes en cuanto a compra-venta de móviles de segunda mano. Su trabajo es muy similar al de la empresa de compra-venta de muebles porque compran stocks de móviles que han tenido uso en empresas por ejemplo, o que han salido con un pequeño defecto, y ellos los reacondicionan, dejándolos como nuevos en todos los sentidos, y los venden al por mayor a empresas como Amazon, Alcampo, Movistar, Tien 21 o Millar entre otros.  Luego esas grandes empresas venden esos móviles reacondicionados a un precio inferior a su precio en tienda nueva y de ese modo se evita basura tecnológica al tiempo que salen ganando intermediarios, técnicos y el propio comprador del móvil.

Este tipo de empresa está consiguiendo evitar que toneladas y toneladas de basura acaben en vertederos y eso es todo un logro. Imaginad la de basura y emisiones de CO2 que podríamos evitar si todos los móviles fueran reutilizados. Para empezar, las carcasas, las placas madre, los chips, la memoria… todo es factible de ser reutilizado en diferentes sectores como el juguetero y, en última instancia, pensar en el reciclaje antes que en el contenedor de basura siempre es la mejor opción. Y del mismo modo podemos hablar de electrodomésticos, vehículos, ordenadores, y cualquier otra tecnología, incluyendo la industrial. Pero para que todo esto funcione hacen falta más empresas especializadas como Rewaremobile, y más movimiento y apoyo a la economía circular.

Empresas como Ikea ya tienen proyectos en marcha para promover este tipo de economía circular y no son especializadas así que si todos pusiéramos un poquito más de nuestra parte ganaría el planeta entero.

Y os habla una persona que comprende, totalmente, que comprar ropa de segunda mano pueda resultarle antihigiénico a muchísimas personas, y lo respeto, pero es que si solo fuera la ropa… hablamos de muebles, de electrodomésticos, de artículos de decoración, de vehículos, de ordenadores, consolas de videojuegos, de juguetes infantiles, de juegos de mesa, de cristalerías que ya no usamos, o de vajillas. En definitiva hablamos de cualquier productos que estando en buen estado pueda ser reutilizado por alguien o que estando en mal estado sea aún susceptible de ser reparado, reacondicionado o rehabilitado para darle un nuevo uso. Todo lo demás, al reciclaje.

Sería fantástico, ¿no creéis?

26 julio, 2021