La conciencia ecológica en la tercera Edad

La conciencia ecológica en la tercera Edad

Siento gran admiración por las personas que superando los 60 años han decidido meterse de lleno en las nuevas tecnologías. Me fijo en mi madre que hasta hace unas décadas su infancia era la de orinar por ejemplo en el corral. Ahora ella maneja su teléfono móvil, su vitrocerámica, etc. Ellos sí tienen gran mérito porque el salto generacional es tremendo. Siempre nos fijamos en los más pequeños, por ser nuestro futuro, pero tenemos que tener claro que no podemos olvidarnos de nuestros mayores. Por eso, también se hacen muchos programas de conciencia ecológica.

En este apartado pues ocurre algo parecido. A mis padres no les puedes venir ahora con todos los métodos de reciclaje. Ellos, en su época, no sabían nada de esto, pero ahora han sabido amoldarse. Desde las organizaciones se pretende que los adultos mayores también sean nuestros embajadores ambientales porque es fundamental generar conciencia -a nivel transversal- sobre la importancia en el cuidado de nuestro planeta.

Según el último Censo de España, nuestra población ha ido envejeciendo, por eso nuestro compromiso -a corto y mediano plazo- es trabajar para involucrar aún más a este sector en las temáticas ambientales, como el Cambio Climático, la descontaminación atmosférica, la gestión de residuos, el reciclaje y lograr que los accesos a senderos y santuarios de la naturaleza sean más amigables para la tercera edad. Creemos que es una responsabilidad intergeneracional el cuidado del Medio Ambiente. De esto todos lo tenemos claro.

La intención es cambiar la mirada que se tiene de la vejez, visibilizando a las personas mayores de manera positiva y siendo participes activos de su propio envejecimiento. Ahora ves a los jóvenes con mucha conciencia ecológica, pero más mérito tiene esta gente que no lo han podido vivir en sus carnes, como si lo han hecho los adolescentes.

En Centros de día

Actualmente son muchas las personas de tercera edad que están en los centros de día. Se puede decir que hacen más horas allí que en su propia casa. Por eso nos acercamos a uno de ellos, Centro Farma, para que nos narren cómo es su día a día. “La animación sociocultural y ecológica no es el mero entretenimiento en el tiempo libre o la ocupación del mismo, sino que abarca el trabajo cooperativo, grupal, asociativo y comunitario. Se parte pues de un grupo en una situación concreta que va a generar convivencia y participación”, nos explican.

En estos lugares la conciencia ecológica tiene una gran importancia. Por eso,  realizan desplazamientos educativos e instructivos que hacen que los usuarios se ejerciten y realicen actividades en el exterior y contacto con el entorno y la naturaleza. Pero además, hacen actividades de reciclaje y de conciencia. El trato familiar y cercano permite a los usuarios sentirse como en casa, bajo la atenta supervisión de especialistas.

Conciencia social

Esperemos que la concienciación social, los poderes fácticos y los gobiernos actúen con políticas sociales vanguardistas y renovadoras para la tercera edad, que apliquen ventajosamente las nuevas tecnologías. Aunque nos preocupemos mucho por nuestros jóvenes, también tenemos que pensar en nuestros mayores. Y es que si estamos aquí, es gracias a ellos.

Para los adultos mayores, generalmente definidos aquí como personas que tienen 60 años o más, los beneficios para la salud de estar cerca de los espacios verdes urbanos pueden desempeñar un papel significativo en el bienestar y la calidad de vida. A menudo se cree que la salud es el resultado de elecciones personales, como la dieta de una persona, si beber agua embotellada o con qué frecuencia hacer ejercicio. Sin embargo, los funcionarios de salud ahora reconocen que los alrededores, desde el hogar hasta el vecindario, son igualmente importantes para promover la salud.

El intento de vivir más años o prolongar la esperanza de vida, no es algo nuevo. El hombre, a lo largo de toda su historia ha estado investigando y buscando fórmulas, a la vez que ha mantenido un pulso con la naturaleza, por encontrar los mágicos medicamentos de la eternidad. Pero está claro que el respetar la naturaleza, tener una conciencia ecológica es la mejor manera de poder salir adelante. Como os decíamos al principio, no es fácil para personas de más de 60 años cambiar el chip, por eso, lo suyo tiene mucho mérito. Así que ahora cuando veas a una persona anciana que recicla o que simplemente tira un papel a la basura, tienes que darle mucho mérito. Un fuerte aplauso para ellos, que siempre intentan amoldarse.

6 mayo, 2020