Jubilaciones de chiste

Jubilaciones de chiste

Hoy vengo a alzar la voz en contra de lo que no es justo, y aunque cosas injustas hay muchas, hoy vengo a hablar por aquellas personas que, como mi abuelo, se ven en la necesidad de recurrir a familiares para poder sobrevivir. Personas que han dedicado su vida a este país y que ahora, en la vejez, no tienen nada.

Mi abuelo, un hombre que merece más

Mi abuelo tiene 92 años y vive en casa, con nosotros. Podríais pensar que vive con nosotros ahora porque ya no puede valerse por sí mismo pero no es así, vive con nosotros desde los 72 años, hace 20 años ya, porque no podía sobrevivir con la pensión de jubilación que había conseguido tras pasar toda su vida trabajando. Mi abuelo ha servido en la Guerra Civil, ha trabajado el campo y ha sido panadero. Toda su vida trabajando para que luego tenga recurrir a sus hijos en su vejez buscando un plato de comida.

Lo que más me entristece es que mi abuelo es totalmente consciente de todo. Tiene la mente tan lúcida que la semana pasada fuimos todos a comer a la playa y vio un patinete de esos de playa, que según él se llama hidropedal (y por lo visto tiene razón), y fue capaz de contarme anécdotas de hace más de 50 años en las que recordaba hasta la marca del patinete: Marengo. Busqué la empresa en internet con el móvil y sigue existiendo: hidopedalesypedalosmarengo.com. Le enseñé la web y parecía un niño emocionado con su juguete nuevo. Se tiró toda la mañana contando batallitas, algunas de ellas muy divertidas.

Pero igual que recuerda eso, es consciente del motivo por el que no puede comprar regalos a sus nietos en navidad, ni en sus cumpleaños: porque sobra sólo 430 euros al mes, una miseria que sólo le llega para comprar medicinas, darle a mi madre una ayuda de 50 euros para la compra (algo que se empeña en hacer a pesar de que le digamos que no es necesario) y comprarse el periódico todos los días. No le da para nada más. Absolutamente nada.

Mi padre, que tiene ya 62 años, está muerto de miedo con este tema y ha estado buscando información al respecto. Parece que va a tener todo más fácil de lo que lo tuvo mi abuelo pero aun así las cosas no van a ser fáciles, sobre todo teniendo en cuenta el estado en el que está el país actualmente, con las arcas bajando y nada entrando. Le han recomendado que busque asesoramiento en pensiondejubilacion.es, una web informativa que forma parte del bufete Durán y Durán Abogados, cuya experiencia y referencias les precede. Allí le han dicho que puede declarar hasta cuando, siendo joven, se fue a recoger la Uva a Francia para que su pensión ascienda un poco, algo que desconocía totalmente, él y muchas otras personas que carecen de los conocimientos necesarios para saber qué pasos han de dar en cada momento.

En mi opinión España entera necesita más información y es al Estado a quien compete ofrecerla. Tal vez deberíamos movernos todos un poco más para forzar que haya más campañas informativas y, sobre todo, para que se cuide de nuestros mayores y que nadie, tenga hijo o no, se vea solo en la vejez.

28 julio, 2016

Deja un comentario