Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Agricultura ecológica, el cambio de rumbo hacia la cultura ambiental

La agricultura ecológica es la clave determinante para el futuro sostenible de los cultivos en España. Y es que, la agricultura ecológica no es una moda pasajera. España está a la cabeza, como uno de los principales países productores ecológicos por superficie de la Unión Europea y de todo el mundo.

Cada vez hay más empresas comprometidas con la sostenibilidad. ¿Sabías que Inditex ha invertido más de 15 millones de euros en una organización ambiental global? Pues sí, ha invertido en un plan a corto y medio plazo en la organización Conservation International con el objetivo de transformar un millón de hectáreas de tierra de cultivo en sistemas agrícolas regenerativos para el año 2026. 

El sector ecológico en España está creciendo mucho, tanto en consumo como en producción. En 2022 se alcanzaron 2.856 millones de euros en el mercado total de productos ecológicos. Un gasto medio por persona de 60 €. La cesta ecológica de los españoles durante este año estuvo conformada por un 64% de productos ecológicos de origen vegetal, un 14% de fruta, un 10% de hortalizas y un 36% de productos de origen animal, principalmente carne con un 27%.

¿Qué es la agricultura ecológica?

La agricultura convencional es una de las causas de la pérdida de biodiversidad, pero tiene otros impactos indeseados porque incrementa la contaminación del aire, del suelo y del agua debido a que se usan químicos que suponen riesgos para la salud. Es por ello, que la agricultura ecológica tiene tanta relevancia en la actualidad.

Es la agricultura que se basa en la gestión del ecosistema y no en la utilización de insumos agrícolas. Al adoptar este modelo alternativo, se busca una alimentación mucho más sostenible.

La agricultura ecológica es un sistema de producción agrícola que se basa en la utilización de procesos y recursos naturales con el fin de obtener alimentos más naturales, saludables y nutritivos, al tiempo que se protege la fertilidad del suelo, también se evita la propagación de plagas con un respeto total hacia el medio ambiente. No se usan productos químicos, como por ejemplo, plaguicidas o fertilizantes, ni organismos que estén modificados genéticamente.

¿Cuáles son sus objetivos?

Según datos de la Comisión Europea, alrededor del 8,5% de la superficie agrícola de la Unión Europea se dedica a cultivos ecológicos. Con el crecimiento actual, aumentará el 18% en 2030. Según la Comisión Europea son los siguientes:

  • Un uso responsable de los recursos naturales, así como de la energía. 
  • El mantenimiento de la biodiversidad y otro objetivo es propiciar el bienestar animal. 
  • La conservación de los equilibrios ecológicos regionales. 
  • La mejora de la fertilidad del suelo y una buena calidad del agua.

Tipos de agricultura ecológica

Desde Vermiduero, productores de humus de lombriz y humus líquido, abonos orgánicos, ecológicos y naturales de gran calidad, nos explican cuáles son los principales tipos de agricultura sostenible, son los siguientes:

Agricultura orgánica

La agricultura ecológica orgánica se origina gracias a las ideas del botánico inglés Sir Albert Howard. Este botánico desarrolló gran parte de su carrera profesional en la India. Su libro, “Un testamento agrícola”, recoge cuáles son las bases más importantes de la agricultura orgánica. Son las siguientes: suelos saludables que permitan mejorar los diferentes tipos de cultivos, uso de las coberturas permanentes y una explotación racional de los recursos locales.

Según Howard, la primera condición de un sistema permanente de agricultura es la conservación de la fertilidad del suelo. Para él, este forma un todo indivisible con la salud de las plantas, los animales y el ser humano. 

Agricultura biodinámica 

Esta agricultura ecológica la creó el filósofo alemán Rudolf Steiner en 1924, basándose en un movimiento espiritual que también fundó él y se llama, la antroposofía. Una de sus bases principales es el concepto de organismo-granja, según el cual, se entiende una granja como un ser vivo en el que cada órgano interactúa con los demás para un beneficio del todo y del cosmos. Una característica importante y destacable de esta agricultura biodinámica es que se usa la posición de los astros para elaborar los calendarios agrícolas. 

Agricultura ecológica natural

Este tipo de agricultura está influida por el concepto taoísta del wi wei. Fue el biólogo japonés Masanobu Fukuoka el que ideó esta corriente agrícola que se basa en la no intervención. El biólogo se guiaba por una serie de principios, como por ejemplo, no trabajar la tierra, no usar abonos ni fertilizantes o pesticidas, no podar y no arrancar las malas hierbas. Según este modelo de agricultura ecológica, si la naturaleza se ha desarrollado por sí misma desde sus orígenes, la intervención humana solo pone problemas al crecimiento natural, generando un trabajo inútil al agricultor. 

Además de estos tres sistemas de agricultura ecológica, hay otros a nivel mundial como la permacultura. Esta busca crear ecosistemas en equilibrio mediante una aproximación holística. También está la agricultura biológica, cuya características más importantes son la importancia que otorga al control biológico de plagas y a la teoría de la trofobiosis, que es la relación que hay entre las plantas y los insectos.

¿Cuándo comenzó la agricultura ecológica? 

La unión de la ecología y la agricultura fue durante el siglo XX como alternativa frente a la generalización de fertilizantes y plaguicidas, que diferentes estudios asocian a enfermedades como el Parkinson o algún tipo de cáncer. Actualmente, la agricultura ecológica se basa en las prácticas agrícolas del pasado, en las innovaciones tecnológicas y en métodos modernos sobre fertilización de suelos o manejo de plagas. 

Ventajas de la agricultura ecológica

Entre las principales ventajas de los cultivos ecológicos destacamos los siguientes:

  • Se producen alimentos más saludables, con mayores propiedades nutritivas y más sabrosos. 
  • El rendimiento aumenta notablemente. Según datos recientes de Greenpeace, puede producir el 30% más de alimentos por hectárea que la agricultura convencional. 
  • Mejora la biodiversidad. La Unión Europea dice que los campos ecológicos tienen un 30% más. Esto aumenta la resistencia de los cultivos al cambio climático. 
  • Desciende el número de plagas mediante medios naturales. ¿Cómo? Por ejemplo, se introducen aves e insectos que se alimentan de dichas plagas. 
  • Gran ahorro de productos químicos. Los agricultores ecológicos obtienen ingresos que benefician el desarrollo económico de las zonas rurales. 
  • Beneficios para el medio ambiente. No contamina ni el agua ni el suelo y además, consume menos energía que la agricultura tradicional.

Esperamos que este artículo sobre la agricultura ecológica haya sido de ayuda para ti.



Newsletter

Siguenos

Galeria

Noticias relacionadas

¿Qué es un cepillo industrial?

En este artículo se va a hablar de los cepillos industriales ya que resulta un tema interesante y se emplean dentro del área industrial. Este

Scroll al inicio

Nuestro newsletter

No te pierdas nada de la actualidad