5 productos sostenibles para una salud bucal ecológica

5 productos sostenibles para una salud bucal ecológica

Ya sabemos que para tener una buena salud bucodental debemos cepillarnos los dientes después de cada comida y evitar comer entre horas. Además, hay que dedicarle al menos tres minutos a cepillarse todos los rincones de la boca.

También, se nos recomienda completar la higiene con el uso del hilo dental o cepillos interdentales, para llegar a aquellos lugares de más difícil acceso y finalizar la rutina de cepillado con un enjuague bucal.

Sin olvidar, que cada 3 meses se aconseja cambiar el cepillo dental y visitar al dentista para realizar una limpieza y un examen bucal cada 6 meses.

Esto no es lo único, pues también es importante seguir una dieta adecuada. La ingesta de muchos azúcares y de alimentos con un pH ácido inferior a 6, perjudica nuestra salud dental, aumentando el riesgo de caries y dañando el esmalte de nuestra sonrisa.

Lo que si quizá no sabías es que puedes realizar todas estas prácticas de higiene dental de forma amigable con el medio ambiente y utilizando productos sustentables. Por ejemplo utilizando cepillos de dientes de bambú, hilo dental biodegradable, enjuague bucal zero waste…

Y es que si quieres unirte a la nueva tendencia de cuidado del medio ambiente, puedes añadir a tu lista la versión ecológica de productos como el cepillo de dientes, hilo dental, dentífrico, enjuague bucal… Solo sigue leyendo y el equipo de dentistas profesionales de la Clínica Dental en Cáceres te explicarán como.

Cepillo de dientes de bambú

Es un hecho que debemos renovar el cepillo de dientes periódicamente, cada 2 o 3 meses. Si sacas cuentas,  a lo largo de la vida de una persona, gastará unos 5Kg en cepillos de dientes de plástico los cuales no se pueden reciclar y no los podemos depositar en el contenedor amarillo.

Según ecoembes, lo más conveniente es depositar el cepillo de dientes en el punto limpio, y en caso de no tener ninguno cerca, si optar por el contenedor de basura general. Más, esto, a la larga, trae efectos realmente nocivos para el medio ambiente.

Por lo mismo, los cepillos de dientes bambú son la alternativa perfecta. El bambú es una de las materias primas más rápidamente renovables. Además, son suaves para la boca, quitan la placa dental perfectamente, y sus cerdas de calidad limpian cada rincón de tu boca sin dañar tu encía. Otra ventaja es que a la hora de tirarlo, solo  retiras las cerdas con unos alicates, las desechas en la basura normal y el mango se tira a compostaje.

De hecho, muchos de los modelos de cepillos de dientes de bambú que podemos encontrar en el mercado están fabricados al 100% con este material; incluyendo las fibras, las cuales resultan mucho más suaves y finas, y no dañan las encías. Estas, al ser muy flexibles, llegan mejor a los espacios pequeños entre los dientes, eliminando los restos de comida más escondidos, y logrando una mejor limpieza.

Además, algunos modelos ofrecen un diseño ergonómico que permite llegar mejor a todos los restos de alimentos de la boca:

Ventajas de los cepillo de dientes de bambú.

  • Son ecológicos. Los cepillos de dientes convencionales suelen estar hechos de plástico y que tardan aproximadamente 75 años en degradarse. Así que si calculamos que una persona utiliza estos cepillos durante toda su vida, estará generando cerca de 5 kilos de plástico en residuos. Pero por su parte, los cepillos de dientes de bambú, al estar fabricados con un material biodegradable, se degradan muy rápidamente sin generar contaminación.
  • Son antibacterianos. De este modo no solo estaremos mejorando nuestra limpieza bucal, sino que además estamos evitando la acumulación de bacterias en el propio cepillo.
  • Son sostenibles. Esto ya que se trata de una planta que crece con mucha rapidez, por lo que usarlo para hacer cepillos de dientes es una solución sostenible y segura. Además que con tan solo una rama de bambú, se pueden producir hasta 500 cepillos dentales.
  • Implican menos contacto con el plástico. Según estudios recientes vamos acumulando en el organismo pequeñas partículas de plástico a lo largo de nuestra vida debido a todos los productos de plástico que utilizamos en, por ejemplo,  el envasado de los alimentos, en utensilios de cocina, en cubiertos… y en este caso, también en los cepillos de dientes.

En el mercado ya existe una variedad de cepillos de dientes de bambú, tanto para niños como para adultos. Si estás pensando en comprar uno, te recomendamos que selecciones un modelo con todas las garantías. Tu odontólogo de confianza o el personal de farmacia pueden asesorarte a elegir el mejor.

Dentífrico ecológico

Una de sus principales características que suele captar la atención de los consumidores es que no solo respeta el esmalte dental, sino que además lo fortalece y trabaja en la prevención de enfermedades, como la de la gingivitis.

Esto se debe a que están compuestos de ingredientes naturales, como el té verde o el limón, que funcionan como bactericidas o blanqueadores y que también aparecen en las composiciones de los dentífricos convencionales de más elevada calidad. Además, todos los productos orgánicos se fabrican con ingredientes que no han sido rociados con pesticidas, como en el caso de la mirra: una hierba que ayuda a eliminar la bacteria causante de la placa. También está el caso del aceite esencial de menta, que nos proporciona una sensación de frescor luego de cepillarnos los dientes. Sin dejar a un lado la manzanilla, la cual  se utiliza para disminuir la inflamación de las encías, o el bicarbonato de sodio, el cual es primordial para neutralizar el ácido de las pastas.

Por otro lado, las pastas de dientes convencionales están elaboradas con ingredientes que no dejan claro si son buenos para nuestra salud, como en el caso del fluor, SLS, y triclosasn entre otros. Mientras que las pastas de dientes ecológicas y naturales, contienen ingredientes respetuosos con el medio ambiente y nuestro cuerpo.

Además, algunas de estas vienen en tarros de vidrio con tapa metálica y con una espátula de bambú, olvidándolos del envase de plástico que tanto daño al medio ambiente hacen. Con ayuda de la espátula de bambú coges una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante, lo pones en el cepillo de dientes y te cepillas como de costumbre.

También puedes probar el dentífrico sólido, el cual viene envasado en tubo de cartón reciclable y compostable. Cuando lo vayas a usar, solo tienes que frotar el cepillo húmedo sobre la barra con movimientos circulares para aplicar en tu cepillo de dientes.

Otro tip útil cuando se trata de higiene bucal sustentable es hacerte tu propia pasta de dientes casera. Si,  las instrucciones son sencillas, cuidarás el ambiente, ahorrarás en pasta dental y aprenderás algo nuevo.

Para hacerla, necesitas: una cucharada de aceite de coco, un cuarto de cucharada de bicarbonato de sodio, una cucharadita de arcilla blanca y dos gotas de aceite esencial de menta. Luego, lo único que tienes que hacer es mezclar todos los ingredientes y listo. Ya estará listo para aplicarlos posteriormente en tus dientes y encías, realizando movimientos de arriba abajo con el cepillo, y pasando por todos los rincones de tu boca como siempre. Eso sí, recuerda guárdalo en un lugar fresco para mantener sus propiedades activas y siempre puedas disfrutar de su frescor natural.

Hilo dental recargable

Una limpieza bucal nunca está lista si no eliminamos la placa y los restos de alimentos de entre dientes y encías con la ayuda del hilo dental,  el cual también nos salva del mal aliento. Por esto, los dentistas recomiendan su uso a diario.

El hilo dental está fabricado por finos filamentos de nailon o plástico  (comúnmente teflón o polietileno) y ya que la mayoría de las personas suele desechar el hilo dental después de usarlo directamente por el váter, terminan ocasionando obstrucciones en las cañerías y daños medioambientales..

Lo bueno es que en el mercado ya podemos encontrar hilo dental biodegradable, sin plástico, de seda natural y con cera de abeja. Viene envasado en un frasquito de vidrio transparente con tapa de metal agujereada y con una muesca para cortar el hilo, además que te permite  comprar recargas sueltas para reutilizar el frasco.

Enjuague bucal zero waste

Este es otro paso imprescindible en nuestra rutina de cepillado diario. Los pasos imprescindibles son un buen cepillado  que dure mínimo 2 minutos, con una pasta de dientes adecuada, el uso hilo dental y por supuesto, un buen shot de fresco enjuague que selle nuestro ritual.

Aquí, el enjuague bucal es importante y no debe olvidarse porque ayuda a restablecer el pH de la boca y mantener una buena salud oral.

Una alternativa ecológica para este paso, es un enjuague bucal zero waste, de los cuales algunos vienen en tabletas amigables con el medio ambiente. Simplemente colocas 1-2 tabletas en medio vaso de agua y deja que las tabletas se disuelvan por completo. Luego, ya podrás enjuagarte durante unos 30 segundos y luego escupir.

Aceite de coco natural y ecológico

Al ser antibacteriano nos protege de patógenos y, ya que también es un potentísimo antiinflamatorio nos ayuda a mantener nuestras encías sanas y saludables. Por otro lado, el ácido laúrico que contiene elimina los gérmenes que causan la placa bacteriana y la gingivitis,  ayudándonos a combatir el sarro fijado en los dientes y mejora el aliento.

 

29 agosto, 2020