Seguridad laboral

Seguridad laboral

Cada día son más las empresas que se preocupan e involucran en la seguridad de sus trabajadores. Una gran parte de ellas lo hacen sólo para cumplir la ley y que en caso de que haya un accidente, su integridad esté completamente a salvo. Otras lo hacen porque verdaderamente son conscientes del peligro que corren sus empleados y se preocupan de ofrecerles la máxima seguridad en todo momento. Pero la realidad es que no importan los motivos, lo verdaderamente importante es que se cumplan las normas y se eviten accidentes.

En España, hasta el pasado agosto, los accidentes laborales se habían cobrado 408 vidas que no son pocas y, aun así, siguen habiendo empresas que pasan por alto ciertas normas con el fin de ahorrarse unos euros al año, todo a costa del trabajador. La siniestralidad laboral subió un 5,7%, según los últimos datos del Ministerios de Empleo y Seguridad Social.

En concreto, en agosto se produjeron 306 accidentes mortales en la jornada laboral. Los fallecidos en los trayectos del trabajo a cas ay viceversa alcanzaron los 102, lo que supone 38 más que en los ocho primeros meses del  2015. En total se registraron 364.703 accidentes de trabajo con baja, de los cuales 316.154 ocurrieron durante la jornada laboral y 48.549 fueron accidentes in itinere.

Sermecon, una empresa de servicios de prevención de riesgos laborales, asegura que un gran porcentaje de las empresas que deberían obligar a sus trabajadores a realizar cursos de formación, resta importancia a esta normativa haciendo que el trabajador vea en la obligatoriedad de hacer el curso un hándicap en lugar de una ventaja para garantizar su seguridad.

Datos alarmantes

Los datos hasta agosto mantienen la tendencia de incremento de los meses anteriores con el infarto y los derrames cerebrales como primera causa de fallecimientos con 144 víctimas mortales. Tanto los sindicatos como la propia Generalitat atribuyen ese repunte a los efectos de la precariedad laboral en las condiciones de trabajo y en la salud de los empleados.

El aumento se produce en un momento de incremento de la actividad económica y de las plantillas que no explican toda la subida debido a que el índice de incidencia también empeora un 4´1%. De los 316.154 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral, 2334 fueron accidentes graves, 306 mortales y el resto leves. Por sectores, el mayor número de accidentes con resultado de muerte en jornada laboral de trabajo se registró en el sector servicios, con 161 fallecidos, seguido de industria con 65 y el sector agrario con 43 muertos. La construcción, contrariamente a lo que se piensa, permaneció en un discreto cuarto lugar con 37 muertos.

Ni empresarios, ni gerentes, ni empleados deberían permitir ni un solo paso en falso en este sentido porque un descuido puede costarle la vida a alguien. Por eso, si somos trabajadores de una empresa y somos conscientes de que no se cumple la normativa de seguridad vigente, podemos y debemos denunciar la situación. Incluso podemos hacerlo de manera anónima si tenemos miedo de perder el puesto de trabajo.

20 octubre, 2016