Los beneficios de la naturaleza en el adulto mayor

Los beneficios de la naturaleza en el adulto mayor

En el caso del adulto mayor, es mucho lo que estos pueden recibir de la realización de actividades al aire libre y de pasar un día rodeado de un entorno natural que puede ayudarlos a luchar con los sentimientos de depresión, la apatía y otras dolencias propias de la tercera edad, además que les proporcionará momentos de disfrute a través de actividades activas, divertidas y relajantes, que además los puedan hacer sentir útiles y hábiles.

Por esto, es muy importante que los adultos mayores tengan accesos a espacios verdes, sobre todo aquellos que viven en ciudades. Y es que solo con salir y sentir el aire fresco en nuestra cara, recibir un poco de Vitamina D proveniente del sol  y disfrutar de los sonidos de la naturaleza ya de por si nos hace sentirnos más vivos y felices.

Más aún, nos ayuda a lidiar con el estrés y la depresión, además de a salir de la monotonía de nuestra rutina. De hecho, tantos son los beneficios que investigadores de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, se dieron a la tarea de comprobar el efecto de estar en contacto con espacios verdes sobre el bienestar de los adultos mayores.

Sus conclusiones, publicadas en la revista Health and Place , fueron positivas, señalando el contacto con la naturaleza como una excelente terapia para la salud mental y emocional de esta población.  No solo porque les renuevan y les da placer espiritual, sino porque son una excelente excusa para conectar y compartir con su familia y otras personas de su edad. En palabras del informe:

“Nos introdujimos en la vida cotidiana de personas entre los 65 y los 86 años. Descubrimos cómo una experiencia como escuchar el sonido de un río o ver una abeja entre las flores pueden tener un impacto tan tremendo en la salud integral. El tener ese contacto diario con espacios verdes y azules les anima a salir de casa. Además, esto los motiva a mantenerse activos física, espiritual y socialmente, lo que puede bajar el riesgo de enfermedades crónicas, discapacidades y abandono”.

Así, este estudio realizado sobre 300 personas del grupo de la tercera edad confirma que:

“Las generaciones más jóvenes usan la naturaleza para escapar de las presiones laborales, pero nuestros participantes las usaron más para mantenerse activos física, espiritual y socialmente en la vida”.

¿Cuáles son los beneficios de la naturaleza para los adultos mayores?

Como hemos venido explicando al comienzo del artículo, son muchos los beneficios que el adulto mayor puede obtener del contacto con los espacios verdes, por ejemplo, les ayudará a retrasar algunas de las enfermedades propias de la tercera edad, mejorará su estado de ánimo, así como su estado físico y mental.

Hemos consultado con el equipo especialista en el cuidado del adulto mayor de Cuidado en Casa para que comparta con nosotros todas las ventajas que han podido atestiguar a lo largo de los años a través del contacto de las personas mayores con los espacios naturales de su entorno:

  • Actividad física

La naturaleza es el espacio perfecto para que el adulto mayor practique actividad física, ya sea desde yoga o Tai Shi, hasta una simple caminata de 30 minutos al día. Así, se mantendrán activos, fuertes, evitarán problemas musculares y otras dolencias físicas y hasta les ayudará a sobreponerse al miedo a caerse que comienza a asecharles al tiempo que la vejez se va a apoderando de ellos.

  • Conexión social

Los espacios naturales son excelentes lugares para pasar un tiempo de calidad compartiendo con nuestra familia o haciendo nuevas amistades con personas de nuestra edad, lo mismo para el adulto  mayor al que tanta falta le hace el poder conectar con otras personas que mantenga los sentimientos de soledad y abandono a raya.

  • Salud mental

Numerosos estudios informan que al estar en contacto con la naturaleza y sentirnos activos afecta de forma positiva sobre nuestra salud mental y nuestro estado de ánimo, lo que a su vez nos permite luchar contra la aparición de la depresión o la ansiedad.

¿Qué actividades realizar al aire libre?

Ya que conoces todos los beneficios de pasar tiempo en la naturaleza y realizar actividades al aire libre, te inspiraremos a hacer una vida fuera dándote algunas ideas de pasatiempos que puedes llevar a cabo en espacios verdes cerca de casa, y que se ajustan perfectamente a la edad adulta. Por ejemplo:

  • Caminar con música: dar un paseo por el parque, maravillándote con el escenario natural y escuchando tu música favorita es una de las mejores formas de pasar el día. Y no solo por la actividad física, sino que también la música tiene un efecto muy positivo sobre nuestro estado de ánimo.
  • Paseos en grupos: organizar un paseo en grupo por el parque o si el clima lo permite, un picnic, es una excelente forma de rodearte de seres queridos y disfrutar de las maravillas naturales de tu ciudad.
  • Ejercicios: ya sea que se trate de salir a caminar 30 minutos al día o que te inscribas en clase en grupo, por ejemplo, de yoga, Ttai Shi, o algún otro ejercicio de bajo impacto que te guste, los parques son grandes escenarios para mantener nuestro cuerpo activo.

Jardinería

Hemos dejado este punto para último ya que es un pasatiempo muy recomendado para hacer al aire libre cuando se trata de personas de la tercera edad, gracias a su variedad de beneficios para el bienestar.

No solo es una actividad relajante y divertida para llevar a cabo en verano cuando el sol y el buen clima invitan a pasar mucho tiempo fuera, sino que también, si la practicamos de manera asidua, obtendremos muchas otras ventajas de su práctica:

  • Si lo hacemos bien, obtendremos productos comestibles cosechados por nuestras propias manos, lo cual será un importante sistema de trabajo y recompensa, que además nos hará sentir útiles.
  • La jardinería mejora la flexibilidad y la movilidad. 
  • Fomenta una vida activa en donde mantenemos el cuerpo y la mente ejercitados mientras disfrutamos de una actividad de interés.
  • Tiene beneficios terapéuticos sobre los pacientes de Alzheimer y demás demencias
  • Puede reducir el riesgo de un ataque cardiaco o un derrame cerebral 
  • Prolonga la vida hasta en un 30% en el grupo de edad de más de 60 años
  • Reduce el estrés y la tensión, ya que es una práctica muy relajante.
  • Mejora la capacidad creativa. 
  • Puede inspirarnos a comenzar otras actividades de nuestro interés de las que podamos beneficiarnos aún más.
  • Al ver nuestras plantas crecer, nutrirse y contemplar el jardín que con tanto esfuerzo hemos construido sentiremos satisfacción y felicidad.

Los efectos positivos sobre la función cognitiva y la demencia

Uno de los aspectos más positivos de realizar un pasatiempo al aire libre o estar en contacto con la naturaleza es que tiene efectos muy positivos sobre la función cognitiva del adulto mayor y sobre todo en aquellos que sufren de demencia.

La enfermedad de Alzheimer, la demencia y la depresión son de los problemas cognitivos y de salud mental más comunes en la tercera edad, que a su vez terminan agravando otros problemas de salud.

En este sentido, la experiencia en la naturaleza representa una medida preventiva a largo plazo e incluso es una increíble terapia  no farmacológica. Por lo que se recomienda:

  • Incorporar elementos naturales (como plantas, árboles, animales, luz natural) en los espacios de personas de la tercera edad.
  • Procurar que aquellos adultos mayores con depresión comiencen a dar caminatas diarias por el parque o hagan algún pasatiempo que les obligue a estar en el jardín.
  • Preparar visitas a granjas de cuidado ecológico o proponer iniciativas de conservación ecológica donde los adultos mayores puedan participar.
  • Si el adulto mayor va a desarrollar su vida en una residencia para la tercera edad, se debe procurar que esta tenga espacios verdes cerca donde el adulto mayor pueda asistir, o que incluso propongan actividades que les obliguen a pasar tiempo al aire libre. De hecho, existen algunas residencias geriátricas con programas de jardinería que obtienen excelentes resultados en sus residentes mayores.
  • El personal del centro de cuidados para adultos mayores o la misma familia de la persona mayor debe intentar despertar su interés por el cuidado de la vida silvestre, por ejemplo, confiándole el cuidado de las plantas y los espacios verdes de su lugar de residencia, enseñándoles a reciclar y otras actividades que les hagan conectarse con la naturaleza a través de una mentalidad ecológica.
  • Incentivar al adulto mayor a seguir una rutina de ejercicio físico adecuada a su condición y que le obligue a asistir a lugares al aire libre para mantener su movilidad y su salud física e integral.

Recuerda que cualquier gesto que podamos tener para sacar a nuestros adultos mayores de la soledad y la ansiedad de estar encerrados en casa y que pueda jugar a su beneficio mental, emocional y físico vale la pena.

10 febrero, 2022