Objetivo: que no haya hambre en España

Objetivo: que no haya hambre en España

La crisis económica ha dejado grandes problemas en España, y uno de ellos es la agravada situación de aquellas familias que ya lo estaban pasando bastante mal con anterioridad a 2007. Personas con problemas o riesgo de exclusión social, y que encima se enfrentan a los problemas de comer mal o no tener qué comer. Es por eso que este fin de semana, aunque es posible donar en cualquier momento, esas personas con conciencia y preocupadas por este problema real, lejos de los datos macroeconómicos, han organizado una gran recogida de alimentos para llenar el Banco de Alimentos y tratar de acabar con esta lacra. Yo misma he colaborado entregando varios kilos de naranjas que compré a través de la web de Naranjas al Día, fruta de calidad de Valencia que creo que a los niños les vendrá muy bien para su crecimiento, así como a los mayores, ya que es un producto con muchas vitaminas que en invierno ayudan además a combatir los resfriados.

Pues bien, la de este mes es la cuarta Gran Recogida de Alimentos, una campaña solidaria de gran magnitud que se celebra este final de mes y cuyo objetivo es conseguir 2.700.000 kilos de alimentos no perecederos (conservas de pescado y carne, alimentos infantiles, aceite, arroz, azúcar y legumbres). Para lograr este reto se necesita la ayuda de 20.000 voluntarios para atender cerca de 1.100 puntos de donación, situados en supermercados, hipermercados y tiendas de alimentación de la Comunidad de Madrid, aunque también habrá actuaciones en otras localidades de España.

Este año la Gran Recogida está apadrinada por el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, que colaborarán activamente y en distintos puntos de la Comunidad en la recogida de alimentos, apoyando y comprometiéndose de esta manera en este proyecto solidario que abarca toda la Comunidad de Madrid.

La preparación de una campaña de este nivel conlleva varios meses de planificación y en su ejecución, están involucrados los 392 voluntarios permanentes del Banco, que colaboran en los diferentes departamentos.

A nivel nacional

Pero como decimos, aunque la cara visible sea la de Madrid, se trata de una acción que se desarrolla en toda España. En esta ciudad, por su tamaño y magnitud, es donde más se ve, pero lo cierto es que colaborarán personas de todas partes y muy comprometidas, algo que es de agradecer.

Estas personas que estarán en los puntos de recogida de los supermercados nos pueden hablar y orientar un poco acerca de las necesidades de cada lugar para que no compremos productos en balde. Por ejemplo, al hablar de kilos de comida todos pensamos en adquirir y donar paquetes de arroz o pasta, pero debemos pensar que hay otros productos que, aunque son más caros, son también necesarios para las familias en situación de necesidad. En esta lista podrían entrar, por citar algunos, paquetes de cacao para el desayuno y las cenas, aceite para cocinar, potitos para los más pequeños de la casa, galletas o bollería.

En cualquier caso, cada uno en la medida de sus posibilidades, es muy importante participar para que todas las familias, especialmente los niños, tengas las mismas oportunidades y que nadie, absolutamente nadie, pase hambre, y menos ahora que estamos en una época de frío y hay que comer bien.

Pensemos en todo el dinero que nos vamos a gastar estas Navidades en regalos y en muchas cosas que no necesitamos y cuyo importe haría bastante más en casa de alguna de estas familias que no piensan en regalos, sino en comer o pagar las facturas básicas para tener agua, luz o calefacción.

26 noviembre, 2016