No lo comprendo

No lo comprendo

No termino de entender qué tipo de personalidad tienen, o educación han podido tener, todos estos hombres que se creen superiores a las mujeres. Obviamente es algo cultural pero tampoco me encaja demasiado esa acepción porque yo puedo sentirme superior a un perro o un gato, y no por ello me creo con derecho a herirlo o a arrebatarle la vida.

Cuando le haces daño a alguien, ya no hablo de tu pareja concretamente sino en general, debes sentir muy poco respecto hacia esa persona y hacia su vida porque, de lo contrario, no serías capaz de levantarle la mano, a no ser que estés enfermo o seas, por definición, un psicópata, pero ese es otro tema que no podemos mezclar. Al fin y al cabo, el psicópata, el asesino en serie, o el enfermo mental, no puede reprimir sus impulsos porque, en ocasiones, tampoco discierne entre realidad y ficción y, por ende, no se puede razonar con él.

Otro caso muy diferente es el de la persona que, en un momento de locura, puede matar a alguien. Pero hablamos de alguien no puede reprimir ese impulso porque, generalmente, ha sufrido mucho, como esos padres que tratan de asesinar a los violadores de sus hijas, o esas mujeres que, tras años de torturas, acaban proyectando toda la fuerza e ira que han ido tragándose en un único arrebato matando a su acosador/maltratador de un golpe certero en la cabeza. El que maltrata lo hace a diario, tanto física como psicológicamente, y no está enfermo, sabe perfectamente lo que hace. Por eso precisamente ante el resto de la sociedad es un ciudadano ejemplar, nadie se lo espera de él ¿verdad? Y claramente tampoco sufre un arrebato impulsivo porque está claro que es algo que hace de manera asidua, periódica, así que… ¿qué tipo de pensamiento de poder puede tener ese hombre para hacer daño de esa manera a otra persona? Sinceramente, no lo entiendo.

No debe tratarse solo de superioridad, sino de dominación y, por supuesto, de locura, y, por lo que veo, hay mucho loco suelto. Este año llevamos ya 20 mujeres, en menos de tres meses. Si no conseguimos parar esto a finales de año estaremos hablando de 80 mujeres asesinadas, un número que supera con crecer este desagradable dato en  años anteriores: en 2016 hubieron 53 mujeres asesinadas, en 2015 64, y en 2014 59. La media, por tanto, se vería muy superada en 2017 si seguimos a este ritmo. Lo que debería disminuir año tras año no hace más que aumentar lo que me hace pensar que nuestro sistema no funciona.

Si estás en una situación de peligro o conoces a alguien que lo esté ponte en contacto con los organismos que pueden ayudarte. Llama al teléfono gratuito 016 y pide ayuda, denuncia, o busca asesoramiento en violenciadegenero.com.es o violenciadomestica.com.es. Ellos pueden ayudarte.

23 marzo, 2017