Hipocresía e interés ante la decisión del Tribunal Supremo

Hipocresía e interés ante la decisión del Tribunal Supremo

Una de las últimas noticias sobre el tema de las conocidas cláusulas suelo es que el Tribunal Supremo ha concedido la retroactividad total de los afectados por las cláusulas abusivas, lo que obligará a los bancos a devolver las cantidades percibidas desde que empezaron a hacer efecto. Esta gran noticia para unos no parece ser de agrado para otros, y es que muchos ciudadanos y expertos han dado la voz de alarma porque tienen miedo de que todas estas acciones que los bancos están obligados a hacer puedan llevarnos a la necesidad de algún tipo de rescate.

Esto es algo que me hace mucha gracia porque os puedo asegurar que esas personas que critican estas medidas por miedo a una nueva crisis económica en el país no tienen una cláusula suelo que les haya estado robando dinero durante años, si fueran ellos los afectados otro gallo cantaría ¿no? Y es que siempre es igual, nos movemos por puro interés, y no nos damos cuenta de que la devolución de ese dinero a una familia de clase media puede suponerle la diferencia entre poder seguir pagando la hipoteca o el coche y, en el peor de los casos, poder seguir comiendo bien unos meses más.

Grandes abogados especialistas como los de clausula-suelo.net que también son expertos en Hipotecas Multidivisa están alertando a la ciudadanía para que antes de firmar ningún tipo de acuerdo con el banco, un experto les diga cuál es exactamente el importe que deberían percibir puesto que, según la OCU, las medidas que proponen una solución extrajudicial al conflicto son insuficientes y creen que las entidades deberían facilitar a los consumidores afectados el cuadro de amortización de su préstamo con suelo y el cuadro de amortización que hubiera resultado de no aplicarse la cláusula suelo. Solo de esta manera se podrá comparar lo que te ofrecen con la cantidad que realmente te corresponde.

¿Renunciarías tú a lo que es tuyo?

No me parece lógico escuchar a personas mayores, porque en su mayoría los que se quejan tienen más de 60 años, decir que por culpa del egoísmo ciudadano y de querer sacar la última peseta posible a los bancos vamos a caer de nuevo en un difícil momento económico para nuestro país porque son personas a las que no se les ha robado nada y que, además, no tienen necesidades porque no les falta dinero. Incluso, en algunas ocasiones, esas personas que tanto se quejan ahora fueron las mismas que recurrieron hace unos años a los abogados para poder recuperar el dinero que invirtieron en participaciones preferentes. ¿Eso sí y lo otro no? Egoísmo puro y duro es lo que les mueve y ver este tipo de cosas me indigna cada día un poquito más.

Yo no tengo hipoteca, no he firmado una cláusula suelo y, probablemente, me veré afectada por todo esto cuando los bancos empiecen a cobrar comisiones, hasta por respirar, con el fin de poder recuperar parte del dinero que han de desembolsar ahora para devolvérselo a los afectados. ¿Es justo? Por supuesto que no, yo no tengo por qué pagar comisiones de nada para que las entidades recuperen un dinero que habían robado, pero tampoco puedo pretender que esas personas que han sufrido claramente una estafa, se queden sin recuperar lo que es suyo porque lo que yo no quiero para mí, tampoco lo quiero para los demás. Así de simple y sencillo.

16 Febrero, 2017